top of page
  • Foto del escritormadelenevasquez

Utilizas tu voz de forma profesional? Cuídala!

Para una persona que depende de su voz profesionalmente y que debe tener un rendimiento estándar cada día, los cuidados de su voz son de vital importancia. Profesores, cantantes, locutores, actores incluso telefonistas requieren de un estado óptimo de su "instrumento" y evitar lesiones y desgaste innecesario. A continuación, se presentan algunas de las principales medidas de cuidado de este instrumento que no puede reemplazarse comprando otro, en especial se debe recordar permanentemente que la voz depende del estado general del cuerpo y por lo tanto el auto-cuidado es el fundamental.

1. Higiene vocal: Este concepto comprende una serie de normas básicas que ayudan a prevenir alteraciones y malestares vocales. Algunas recomendaciones incluyen:

  • Evitar la exposición a agentes externos contaminantes e irritantes. Gases, tiza, exceso de polvo.

  • Tener precaución con el uso del aire acondicionado y calefacción. La laringe y en particular la mucosa de los pliegues vocales requieren determinado equilibro de humedad y la climatización sin regulación puede provocar resequedad.

  • Evitar el consumo de cigarrillos y evitar ambientes contaminados con humo. La nicotina puede tener efectos dañinos en la laringe, pulmones y todo el sistema respiratorio. Asimismo, los cigarrillos electrónicos pueden causar efectos similares a quemaduras por la temperatura que provocan en su proceso.

  • Evitar el consumo de alcohol y de café, ya que pueden tener interferir en la hidratación de los pliegues vocales. Una taza de café no equivale a una taza de agua.

  • No usar analgésicos o anestesias sin prescripción médica. Un medicamento que le funciona a un profesional, puede resultar dañino para otro.

  • Evitar gritar. Parece obvio, pero ser consciente de la intensidad y altura, en momentos de exaltación puede hacer la diferencia.

  • Mantener una buena hidratación bebiendo al menos 8 vasos de agua diarios. Esta recomendación es elemental y contribuye al bienestar general del cuerpo, el cerebro y el órgano vocal.

  • Realizar rutinas preparatorias para la actividad vocal, no sólo en términos de la emisión, si no que incluir activaciones respiratorias, corporales en general y de la musculatura involucrada en la fonación.

2. Descanso vocal: El descanso vocal es esencial para permitir la recuperación de las musculatura. Los profesionales de la voz deben evitar los excesos, tanto en duración de su producción como en intensidad. Algunas recomendaciones:

  • Dar pausa a la voz, generar descansos evitando hablar o cantar innecesariamente.

  • Evitar la producción vocal en ambientes ruidosos para no producir un esfuerzo vocal excesivo.

  • Realizar ejercicios de relajación y estiramientos para aliviar la tensión en los músculos que participan en la producción de la voz y promover la recuperación vocal. Asimismo, realizar rutinas de enfriamiento muscular para evitar la sobrecarga diaria.

3. Técnicas de respiración y proyección vocal: Una respiración adecuada y una proyección vocal eficiente son fundamentales para mantener la salud vocal. Algunas medidas incluyen:

  • Aprender técnicas de respiración costo-diafragmática para asegurar un flujo de aire adecuado durante la emisión vocal

  • Conocer y practicar permanentemente una postura corporal adecuada para facilitar la producción vocal y resonancia.

  • Realizar ejercicios de calentamiento vocal antes de comenzar una actividad que requiera un uso intensivo de la voz, como vocalizaciones y ejercicios de dicción.

4. Cuidado de la salud general: Mantener un estilo de vida saludable también contribuye al cuidado de la voz. Algunas recomendaciones son:

  • Mantener una dieta equilibrada y saludable, evitando alimentos grasos, irritantes o muy ácidos que puedan favorecer patologías como el reflujo gastroesofágico.

  • Promover un tono muscular adecuado, disciplinas como Yoga, Pilates y otras técnicas favorecen la propiocepción y la flexibilidad muscular.

  • Descansar lo suficiente y practicar la meditación. La práctica de la consciencia plena o "estar presente" contribuye en el estado de bienestar mental y físico.

  • No automedicarse. Esta es una práctica que puede resultar nociva en general.

Es importante recordar que estos son solo algunos ejemplos de medidas de cuidado de la voz profesional. Cada individuo puede tener necesidades vocales específicas, por lo que es recomendable consultar a un especialista en fonoaudiología para recibir una evaluación personalizada y obtener recomendaciones adecuadas en cada caso.

Referencias: Núñez, F., Cobeta, I., & Fernández, S. (2013). Patología de la voz.



1 visualización0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page